miércoles, 9 de octubre de 2013

PSIduda: ¿Son normales los MIEDOS de mi hij@?



A menudo me encuentro con la PSIduda de los padres sobre si los miedos de sus hijos son normales o no.
Pero, ¿qué es un miedo?  Una definición que considero bastante acertada es la que dice que el miedo o temor es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento (habitualmente desagradable) provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta tanto en los animales como en el ser humano.

Estos miedos en la mayoría de los casos son “normales” en el desarrollo evolutivo del niño.  Incluso podríamos decir que el NO tenerlos podría ser lo “raro” o lo que nos puede indicar algún trastorno.  También tenemos que tener en cuenta el entorno del niño, ya que algunos de estos miedos son producto del modelado (aprendizaje o copia) de los miedos de los padres.
Como ya he comentado en otras entradas del blog que se refieren a niños en una situación compleja (como hijos de padres con cáncer) la expresión de miedos que no corresponden con su edad puede ser normal siempre que esto no se perpetúe en el tiempo y le comporte sufrimiento y perturbación de su vida habitual.
¿Cuándo preocuparse? 
  • Cuando estos miedos se perpetúan en el tiempo.
  • No corresponden a su edad.
  • Provocan sufrimiento en el niñ@ y modifican su rutina diaria.

En resumen, los miedos o temores se producen en todos los niños y, en la gran mayoría de los casos son de carácter evolutivo y se superan, apareciendo otros.  
A continuación os presento los miedos más habituales según las edades:
0-2 años:
  • Ruidos fuertes, extraños, separación de los padres, heridas, animales y oscuridad.

3-5 años:
  • Miedos que disminuyen: pérdida del soporte y extraños.

  • Miedos que se mantienen: ruidos muy fuertes y no habituales, separación de los padres, animales y oscuridad.

  • Miedos que aumentan: daño físico y personas disfrazadas.

6-8 años:
  • Miedos que disminuyen: ruidos fuertes y personas disfrazadas.

  • Miedos que se mantienen: separación de los padres, animales, oscuridad y daño físico.

  • Miedos que aumentan: seres imaginarios (brujas, fantasmas, extraterrestres, etcétera), tormentas, soledad y escuela.

9-12 años:
  • Miedos que disminuyen: separación de los padres, oscuridad, seres imaginarios y soledad.

  • Miedos que se mantienen: animales, daño físico y tormentas.

  • Miedos que aumentan: escuela (exámenes, suspensos), aspecto físico, relaciones sociales y muerte.

13-18 años:
  • Miedos que disminuyen: tormentas.

  • Miedos que se mantienen: animales y daño físico.

  • Miedos que aumentan: escuela, aspecto físico, relaciones sociales y muerte.

Os recomiendo el libro 'El niño miedoso' (Pirámide) de Francisco Xavier Méndez. Manual sobre el origen de los temores cotidianos de los más pequeños que incluye una guía orientativa para las familias.; de donde surge parte de esta información.
Y también muy recomendable visitar la página web http://www.fluff.es y sus muñecos que nos ayudan a superar los miedos y terrores nocturnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario